domingo, 6 de noviembre de 2016

Queja ante las tallas de las tiendas. ¡Que las tallas sean acorde al numerito y que no nos mientan más!

¡Buenas tardes una vez más aunque haya pasado un largo tiempo!
Llevo casi dos meses sin escribir por unas cosas o por otras pero lo que me sucedió ayer es para contarlo. No sé dónde quejarme o dónde denunciarlo pero quiero compartirlo con vosotros.

Ayer mañana antes de irme de compras a la Nueva Condomina pasé por la Gran Vía, y a la altura de Breeze una mujer dijo "la ropa de Stradivarius es para anoréxicas", y quiero responder a dicho comentario. La ropa de Stradivarius no es para anoréxicas, es para cuerpos muy delgados o inexistentes ya que la anorexia se puede dar en una chica delgada o rellenita. Y quiero añadir que Stradivarius tiene tallas muy pequeñas, y si esto llega a algún sitio me gustaría decir que hicieran tallas acordes a la realidad, una 42 sea una 42 y no una 34-36, cada vez voy menos a Stradivarius porque me indignan las tallas. Yo no soy una chica delgada pero lo he sido, y he sufrido anorexia, y ahora me indigna cualquier tienda, solamente me puedo comprar pantalones en Primark, y con suerte en alguna otra tienda pero rara vez. Tengo unos pantalones de Stradivarius de la talla 42 con la etiqueta puesta, ¿por qué? Porque no cierran del todo, y ahí están en el armario. También vengo a quejarme de tiendas como Inside, tengo un pantalón corto de la 42 que eso no es una 42, es una 32 o como mucho una 34, ahí está, en el armario con la etiqueta puesta. Veo pantalones de mi hermana y míos (de la misma talla) aunque ella es más delgada que yo, ¿y qué pasa? No son iguales y mira que son de la misma talla y de la misma tienda pero pantalones diferentes, ¿esto por qué? Me repatea ver como cada vez hay más trastornos alimenticios y uno de los motivos principales es esto, las tallas irreales.
También pienso que a nadie le importa tu talla por lo que en Primark no tendrían por qué poner las pegatinas con la talla, pienso que es algo personal.
Y ahora después de todo, ¿a quién me tengo que quejar? ¿A Inditex, al gobierno o a mí por no ser delgada?
Por favor, haced tallas reales y dejad de provocar trastornos alimenticios, obsesiones o comeduras de cabeza, hace mucho daño.
El vaquero último es de 2012, una 42 en breshka, el rosita es de 2015, una 44 en Primark, y el blanco es de 2014, una 42 de Inside. ¿Cómo es normal que una 42 me esté grande, otra pequeña y una 44 me esté bien?

 

Prometo que volveré pronto y escribiré entradas para ayudaros, sí necesitáis algo podéis habladme al correo a través del formulario que os contestaré lo antes posible.
Stay Strong. De todo se sale.
¡Un abrazo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario