jueves, 15 de septiembre de 2016

Hoy toca hablar de qué hacer y no hacer ante una situación de acoso y cyberacoso.

¡Hola a todos!
Llevo unos días viendo vídeos de acoso escolar, y como yo fui víctima de acoso escolar y cyberacoso me he decidio a hacer esta entrada para que desde mi experiencia poder deciros qué hacer o no hacer en esos casos. 
Si yo volviese a pasar por eso me lo aplicaría, no volvería a callar durante años ese sufrimiento, ese infierno, porque para mí fue un infierno.

Qué NO hacer ante esta situación:
-Callarte las cosas.
No te calles lo que ocurre, pide ayuda desde un primer momento, todo se puede ir agravando y puede que sea más complicado a la larga solucionarse. Habla con un profesor, un adulto, tus padres, algún familiar, pero cuéntalo.
-Mostrar miedo.
Es inevitable, pero no muestres miedo a tus agresores, se crecerán y todo se agravará.

Qué hacer ante esta situación:
-Contar lo que ocurre desde un primer momento.
-Mantener la calma.
 -Defiéndete -algo de lo que yo me arrepiento, solamente me defendí dos veces de miles-.
Yo pasé cinco años de acoso escolar, uno de ellos también fue cyberacoso, me lo callé, no conté nada e incluso me negué a que les pasase algo a mis agresores, pero llegó un punto que alguien se lo contó a mis padres, y mis padres pusieron cartas en el asunto, me cabreé con mis padres porque no habían consultado conmigo, pero a día de hoy les agradezco lo que hicieron. Poco a poco las cosas se calmaron, días antes de empezar el siguiente curso les dije que quería cambiarme de instituto, me apoyaron, comencé una nueva etapa, y tardé en superarlo, tengo consecuencias a día de hoy pero no me arrepiento de haber recibido ayuda, ahora pienso que podía haberla recibido antes, podía haber acabado antes con ese calvario, así que sí estáis en una situación así o presenciáis alguna contarlo, no tengáis miedo, os van a ayudar y os vais a recuperar de eso. Vuestra vida vale más que unos acosadores que no tienen algo mejor que hacer. No os rindáis. Debemos acabar con el acoso escolar de una vez, nadie se lo merece.

Y aquí me despido, no es una entrada larga, tampoco con mucha información pero espero que algo ayude. La próxima entrada será del daño que puedes dejar a tu alrededor si te suicidas, y qué hacer antes de intentarlo, cómo impedirlo.

De todo se sale. Stay Strong.
¡Hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario